martes, 21 de julio de 2015

La Iglesia, organización terrorista según el Código Penal.



Hechos,

Cómo ya sabemos, la religión católica predica dogmas de fe que de una forma o de otra actúan o modifican el comportamiento de sus fieles. 

Además de organizarse de forma jerárquica, tiene sus propias leyes que permiten hacer creer al creyente si comete pecado puede ir al infierno y que bajo la pena de penitencia se le perdona, de esta forma la religión católica puede manipular a sus fieles y se sitúa por encima de las leyes de cualquier país.

El artículo 15 de la Constitución Española establece el derecho a la integridad moral, que es definida por el Tribunal Supremo Español como un atributo de la persona que le da la capacidad de decidir responsablemente sobre el propio comportamiento.

Según el artículo 573 del Código Penal se considera delito de terrorismo la comisión de cualquier delito contra la integridad moral cuando se lleve a cabo con la finalidad de subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas o de las estructuras económicas o sociales del Estado, u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo, y de provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella.

Poco hay que aclarar cuánto está metida la Iglesia en algunas instituciones, las subvenciones que reciben y de cómo algunos políticos han tomado decisiones bajo las creencias de la religión católica.

El 5/10/2014 el Ministro del Interior Fernández Díaz decía: "Le pido a la Virgen del Pilar que extienda su manto protector sobre la Guardia Civil"

El 23/8/2014 el ex-Ministro Ruíz Gallardón dimite tras la retirada de su ley del aborto diciendo: "No he sido capaz de cumplir un encargo", ¿un encargo de quién?

Si al fiel se le hace creer que mientras no se confiese y cumpla penitencia puede ir al infierno se le puede crear un estado de terror en él.

Conclusión

Por todo lo comentado se puede llegar a la conclusión que, bajo la legislación española, se podría considerar: 

- la Iglesia como una organización terrorista, y que al ser una organización ilegal también estaría cometiendo el delito de financiación ilegal,
- que los miembros que divulgan las creencias serían terroristas por colaboración,
- que todo aquel que realiza aportaciones a la Iglesia podría cometer delito de financiación de organización terrorista.

Si además los rumores sobre el abuso, tráfico y asesinato de menores fuera cierto ya estaríamos hablando de otros delitos.

Si la Santa Inquisición todavía existiera, quizás se le podría juzgar por organización terrorista o banda armada.

Recordemos que es el estado quién debe velar por el cumplimiento de las leyes y salvaguardar la integridad física y moral de su población.

Así pues,

Si esta interpretación de la ley fuera la correcta, investíguese y júzguese.


No hay comentarios:

Publicar un comentario