viernes, 10 de octubre de 2014

Economía Mundial colgando de un hilo



Según "The Economist" (8/10/2014), esta semana 18 bancos mundiales han llegado al acuerdo de no reclamar el importe de sus contratos de forma brusca para evitar la propagación de las crisis financieras futuras.

Este acuerdo se refiere a los derivados, contratos cuyo valor "deriva" en la evolución de un activo subyacente. Los bancos los utilizan para cubrir ellos mismos o especular.

Si un banco exigiera la devolución inmediata de un contrato cuando la otra parte estuviera incumpliendo dicho contrato, lo metería en problemas.

Lehman Brothers descubrió esto en 2008, abogados actualmente en bancarrota. Si todo el mundo opta por exigir la devolución de los contratos cuando se incumplen, ahondarían más en la crisis.

Por el contrario, una breve espera puede llevar a los reguladores a rescatar un banco que esté en la lista, obligándolo a vender activos sanos. America y Europa han realizado estas moratorias durante la crisis, pero no en operaciones transfronterizas.

Los bancos esperan una solución de los reguladores para calmar las preocupaciones. Las instituciones desean cerrar empresas financieras en dificultades de forma que no desaten un pánico global.

Los reguladores estadounidenses han recibido recientemente 11 pautas de los bancos de cómo se restablecerían de una crisis.

Al menos ahora todo está más claro.

Fuente: The Economist

No hay comentarios:

Publicar un comentario