viernes, 31 de octubre de 2014

3 buenas razones para ordenar tu dormitorio

Dormirás en paz si tu habitación refleja la paz.

Para el feng shui, el desorden genera una circulación errática de la energía, y no te ayuda para dormirte fácilmente, ni facilita un clima de descanso.
Para muchos, el desorden es justamente esto: mantener un cierto caos exterior, para no contactar con nuestro propio “follón” interior. He sido un gran ejemplo de esto… Ordenar la habitación se transforma entonces en ejercicio personal, y verás lo que esto levanta en ti. Quizás nada, y quizás te ayudará a sentir cosas que deberías reordenar en tu vida, o a veces en ti mismo.
No te vuelvas obsesivo con el orden, pero globalmente si lo cuidas dormirás y te encontrarás mejor.


Si la habitación está en orden, puedo ceder al sueño

Una condición para conciliar el sueño es poder desconectar de la actividad del días. Cuantos más frentes abiertas dejes, más tensión mantienes a nivel sutil, y esto te impide relajarte del todo. Si lo último que vez antes de acostarte es una habitación patas arriba, sabes que deberías ordenarla, y una parte de ti seguirá focalizada en esto hasta que lo hagas. Se llama tensión. Leve, pero tensión.
Entonces empieza por la habitación, y cuando lo tengas logrado intenta aumentar lo que tienes ordenado en tu casa, … y en tu vida.


Un dormitorio ordenado tiene mejor energía

Los objetos, las personas, los lugares, todo tiene un nivel de energía o nivel de vibración dado. De cara a ti, cuanto más alto mejor, ya que representa más fuerza, mejor ánimo, más defensas, y más salud. Y si estás comprometido con un trabajo de crecimiento personal, sabes que esto suele requerir bastante energía, y por lo tanto tener más energía será una condición necesaria para avanzar más deprisa.
Pues bien, cuando duermes, la energía de tu dormitorio marca en buena parte el nivel de energía que tendrás al despertarte, como si te recargarás allí durante la noche. La radiestesia nos enseña cómo medir esto, y lo veremos más a fondo en una formación que tengo en la mente. Sin entrar en muchos detalles, se puede medir como la misma habitación sube de energía o de vibración cuando la ordenas. Y lo que mejoras allí, lo ganas en parte para tu nivel de energía. O sea que hemos vuelto al primer punto: “lo que está afuera está adentro”.
Aumentar tu nivel de energía es una de las variables que condiciona tu calidad de vida durante el día. Es uno de los objetivos de la fase de sueño: recargarte. Si ordenas tu habitación, es una buena manera de empezar a mejorar esto un poquito.

Fuente: comodormirbien


No hay comentarios:

Publicar un comentario